Confirmado: Reforma fiscal de EPN es IVA camuflado.

Hemos dedicado en este diario una buena cantidad de artículos a los capítulos principales del programa de reformas de EPN. En el capítulo fiscal - reforma fiscal - nuestros argumentos se centraron sobre todo en tratar de demostrar que los supuestos sacrificios fiscales al capital privado implicados en la dicha reforma fiscal serían trasladados a los consumidores en la forma de mayores precios de bienes y servicios; consumidores que no son sino los trabajadores precarizados creciente y sistemáticamente por el Estado y en favor del capital privado por lo menos desde 1976 y hasta la fecha. Al final, dijimos que esto implicaría un repunte de la inflación. Y advierto al lector que en mis artículos nunca aseguré nada al respecto porque soy enemigo jurado de los dogmatismos fanáticos, y por ello me limité a decir que este escenario era solo de máxima verosimilitud.

Puede consultar esos artículos en el archivo de este diario o en el acervo de mi blog personal. Al final le añado enlace a dos de esos artículos (Ver enlaces 1 y 2 al pie de página )

Poco tiempo después, ya en la víspera del decreto autoritario de la reforma fiscal, el Bank of America declaró que esperaba un escenario a futuro con repunte de la inflación a raíz de la reforma fiscal. Ese punto lo traté de pasada en uno de mis artículos. Sin embargo, aparte de que este organismo nunca dijo las causas de esta inflación por aquello de que no puede poner al descubierto la mierda oculta de confabulación y saqueo contra el consumidor que hay en el "finísimo" y "automático" mecanismo del libre mercado que "gozamos", sus declaraciones fueron publicadas en la segunda plana y al margen...como para que no se noten.

Bien, resulta que el INEGI acaba de informar que los precios al consumidor subieron 0.68 por ciento en la primera quincena de enero de este año. Es el repunte más alto en los precios en los últimos cuatro años. Anualizada, la tasa de inflación se ubicó en 4.63 %, contra el 3.21 % registrado en el mismo lapso de tiempo del año pasado. El 20 % del aumento en la tasa estuvo determinada por el alza en los precios de los refrescos. Por otro lado, Barclays Capital afirma que este repunte de inflación se debe a que los nuevos impuestos a los refrescos y la comida chatarra fueron trasladados en un 95 por ciento a los consumidores - casi en su totalidad -. Tome en cuenta, además, que solo se habla de lo ocurrido en dos rubros de productos: refrescos y comida chatarra. Sin embargo, lo cierto es que al inicio de este 2014 los precios se empiezan a disparar en muchos rubros de productos y servicios como resultado de la reforma fiscal. Y esto es solo el principio.

Creo que el lector no necesita de más explicación en este punto. Supongo que queda perfectamente claro que salió cierta nuestra esperanza de que los impuestos incrementados al capital privado terminarían siendo trasladados por éste a cargo de los consumidores vía precios incrementados en bienes y servicios. Y le advierto al lector que es muy verosímil que la situación sea peor de lo que la pintan puesto que INEGI y banco central, pese a ser organismos autónomos en el papel, siguen completamente supeditados a la voluntad y las necesidades informativas del régimen que gestiona al Estado mexicano. No exagero. Sé de lo que le hablo. Trabajé muchos años en el ámbito de la grilla en un nivel que me permitió conocer a los gargantones del país, y conozco esto como la palma de mi mano, de tal forma que le puedo asegurar que la información de las entidades públicas, al menos en sus apartados más delicados, siempre se ajusta a las necesidades populistas y demagógicas del régimen en turno, como es el caso del actual régimen del PRI.

El caso es que el populismo del PRI en este capítulo fiscal - populismo reflejado en sus promesas de mayor justicia tributaria y mayor bienestar público - se está empezando a desmoronar para dejarnos la cruda realidad al descubierto: Como ya dijimos, los impuestos incrementados al capital privado se están trasladando a cargo del consumidor en la forma de precios incrementados. En efecto, la reforma fiscal de EPN es lo que suponíamos de ella con mucha anticipación: Un IVA camuflado que castiga a los trabajadores - el grueso más desprotegido de los consumidores - bajo el disfraz de un programa de impuestos que castiga al capital privado. Y esta realidad es indeclinable, con independencia de a quién pague el consumidor el incremento en impuestos, como de hecho ya sucede: Al SAT o a los empresarios - vía precios incrementados -.

El lector debe tener muy en claro que este avance de resultados inflacionarios de la reforma fiscal de EPN está ocultando una realidad económica y política encadenada que nos pone en claro el golpe al bienestar público en México por causas ajenas a nuestro muy soberano interés. De entrada, y tal como esperaban EPN y Videgaray, o tal vez como lo acordaron en secreto con los grupos de capital privado más importantes de este país, éstos están obrando deshonestamente al no internalizar como costos propios el incremento de impuestos para luego compensarlo con aumentos en eficiencia y productividad. Muy por el contrario, están cargando sus propios impuestos al consumidor. Como es ya claro, esto implica una transferencia neta de excedentes del consumidor en favor del capital privado, quien luego lo asume, en parte como ganancia extraordinaria, y en parte para el pago de sus impuestos. En esencia, pues, el régimen peñista ha instalado al capital privado como una suerte de SAT informal o AutoSat - ya metidos en las autodefensas -, y cuya función es extraer a los consumidores un excedente en dinero - IVA camuflado - que el régimen de EPN necesita para tapar el boquete que dejará en las finanzas públicas la entrega de un porcentaje significativo de la renta petrolera a las trasnacionales; situación que decanta a las claras de una instrucción precisa e indeclinable de Barack Obama, quien es el títere moreno y muy cachorro - preguntarle a Michelle - que maniobra los hilos de los títeres de la política mexicana, yendo desde EPN y hasta el más pinchurriento alcalde oficialista de este país.

A estas altura podría surgir un fanático de EPN que se atreviera a decir que este resultado es normal toda vez que así operan las cosas en el mundo del egoísmo como motor del libre mercado. Pero nada más equivocado que esto. Hablar así solo pondría en evidencia que ese fanático desconoce lo que es economía y libre mercado. Una cosa es el interés privado como principio rector de la actividad económica individual, y otra cosa es la maldad y su hija llamada deshonestidad. Y en el caso que estamos analizando estamos hablando, no de interés privado, sino de deshonestidad y maldad. Para esto, recuerde lo que dijimos: El capital privado mexicano, lejos de asumir sus impuestos incrementados como costos propios para luego compensarlos con más eficiencia, los está pasando al consumidor.

Recordando a Adam Smith:

Remito al lector a la lectura de algunas reflexiones del mismo Adam Smith, el sumo profeta de la economía moderna, en torno a los variados vicios de la clase empresarial capitalista que eran tenidos por este hombre como serios obstáculos a la realización de los beneficios del libre mercado. Le aseguro que al leer a Adam Smith, estará viendo la realidad mexicana. Nos dice Smith lo siguiente en su Riqueza de las Naciones:

Primera cita: Los empresarios siempre están "haciendo una suerte de cábalas tácitas, pero constantes y uniformes, para no elevar los salarios por encima de su nivel actual." Lo cual, en opinión de Smith, además de romper con los criterios de equidad y justicia, ralentiza el propio crecimiento de la economía.

Observación: Esta primera reflexión de Smith refleja perfectamente bien la actitud rapiñera, injusta e ilegítima, de los grupos de capital privado que, en connivencia con la clase política mexicana, han precarizado desde 1976 y hasta la fecha los salarios mexicanos - tema de varios de mis artículos en este diario -; situación que se erige como la causa fundamental de la pobreza y la concentración de la riqueza en unos cuantos, y que no ha sido tocada en lo más mínimo por el régimen de EPN. 

Segunda cita: "Rara vez se reúnen los hombres que ejercen el mismo tipo de negocio, aun cuando sea para entretenimiento y diversión, sin que la conversación termine en una conspiración contra el público o en un plan para elevar los precios."

Observación: Aquí puede ver descrito a la perfección el tema de nuestro artículo: La ilegítima práctica del capital privado mexicano consistente en transferir los impuestos al consumidor; práctica deliberadamente propiciada por el régimen de EPN con su reforma y luego legitimizada con su silencio hasta el momento.

Tercera cita: Los empresarios "son un tipo de hombres cuyos intereses nunca coinciden del todo con el interés público; que buscan generalmente engañar e incluso oprimir al público al que, efectivamente y en muchas ocasiones, engañan y oprimen."

Observación: Esta cita solo redunda en lo ya dicho; pero nos pone en claro la causa de todos estos vicios: Es una falta de simpatía con los demás llamada maldad, y que se decanta, entre otras cosas, en deshonestidad.

La farsa del supuesto "genio":

Si alguien se atreviera a decirme que estos primeros resultados de la reforma fiscal de EPN significan promoción del bienestar público, y no lo que son de hecho, es decir un golpe al bienestar público, luego entonces tendré que concluir una de dos cosas sobre ese alguien: O está completamente loco porque se atreve a argumentar contra los hechos, o su entusiasmo por el régimen de EPN ha llegado a tal grado de frenesí que ya no es capaz siquiera de ver la realidad pasmosa. Por cierto que esto me da ocasión para decir que la realidad ya va poniendo en evidencia la farsa de mal gusto de algunos medios chayoteros consistente en colgarle a Videgaray el mérito de "genio" de la economía y profeta del México gigante. Nada más lejos de la realidad. Si Videgaray fue incapaz de imaginar que su reforma fiscal solo iría a reflejarse en precios incrementados - algo que se puede saber apenas leyendo al viejo Smith -, entonces no puede sino concluirse que Videgaray es un zafio en economía y que se le pasó en blanco su estancia en el ITAM. Pero si lo sabía y no lo dijo porque quería mentir a fin de servir a sus patrones a extramuros - el escenario más verosímil -, entonces Videgaray es un economista que no tiene real convicción en su ciencia. Pero tenga en cuenta el lector que en ambas situaciones la supuesta corona de la "genialidad" sale muy abollada porque la falta de convicción en la propia ciencia no deja de ser ignorancia, y de la peor.

Lo cierto es que la farsa mediática que pretende hacer de Videgaray un "genio" ecónomo solo tiene la pretensión de meterle a usted al saco de la falacia de la autoridad para que conceda de buen grado con el saqueo del PRI. Cierto, si usted termina mordiendo el anzuelo de la supuesta "genialidad" de Videgaray, luego creerá que él sabe lo que hace por el bien de todos y que lo que parece ser un nuevo saqueo del PRI, no es sino un salvamento para usted y los otros.

Y mire qué curioso. Resulta que Adam Smith tiene otra gran reflexión que nos describe a la perfección esta falacia o gran farsa de la "genialidad" de Videgaray, y hasta la de EPN, ¿por qué no? ¿No acaso la falsimedia global ya trae la farsa de designar a EPN como un pensador de talla global?...Vea lo que dice Adam Smith acerca de esta gran farsa del "genio":

"El político que apoye todas las disposiciones que fortalezcan a un monopolio, podrá estar seguro de adquirir, no solo la reputación de gran entendido en los negocios - aquí van los "genios" Videgaray y EPN -, sino también una gran popularidad entre una clase de hombres a los que su número y riqueza hace poseer una gran importancia" - aquí van EPN y Videgaray como adalides o héroes de moda de las trasnacionales y sus medios de propaganda: Wall Street Journal, The Economist, Davos, etc. -.

Pero Smith también nos describe la otra cara de la moneda, el escenario que ha vivido AMLO. Vea:

"Pero si el político se opone a las disposiciones que favorecen a un monopolio, y más si tiene la fortaleza para desbaratarlas, ni la más reconocida probidad, ni el más alto rango, ni los máximos servicios públicos podrán protegerle de las más infames injurias y detracciones, de los insultos personales o del , en ocasiones, real peligro."

Y aclárese al lector que cuando Smith habla de "monopolio", se refiere a la clase general de empresarios deshonestos, tengan o no un monopolio de facto en sus negocios. Con el solo deseo activo de tenerlo por la vía del juego ilegítimo en la economía es suficiente para ser catalogado en la clase de los empresarios deshonestos.

Volviendo al saqueo de EPN y el PRI:

Bien, el hecho es que la cruda realidad de la reforma fiscal ya está a la vista: IVA camuflado. Es algo que nos pone en evidencia que el régimen de EPN ha mentido en redondo con sus promesas de bienestar para todos. Pero este castigo a los mexicanos es apenas el exordio, la introducción, de tal forma que lo principal de este capítulo está por venir. Los crudos hechos a la vista permiten afirmar que es de máxima verosimilitud el seguir presenciando la caída de la careta benefactora del rapiñero régimen de EPN en los demás capítulos de su autoritario y saqueador programa reformatorio. Todo indica que la reforma energética reportará los resultados que extrapolamos a futuro en muchos artículos en este diario en tiempos previos a la aprobación de la misma: Incapaz de estimular el crecimiento; política volumétrica para el derroche irracional del ya escaso petróleo convencional mexicano en provecho principal de EUA y su ansiedad por reactivar y abaratar su crecimiento; adelanto frenético de la fecha de caducidad económica del petróleo convencional mexicano; quiebra deliberada de PEMEX por la vía de la manipulación de costos por parte de las empresas privadas involucradas en el saqueo del recurso - ver caso de Venezuela y PDVSA antes de Hugo Chávez - para su posterior bursatilización y privatización. Y será cuando se cumpla este escenario general de máxima verosimilitud cuando los mexicanos llegarán, ¡ por enésima ocasión en su deplorable historia de autoengaño reiterado !, a una situación de quiebre total inmersos en la necesidad de importar petróleo sintético de alto costo, lo cual se reflejará en un severo encarecimiento de la vida y en una mayor precarización de las mayorías ya de por sí muy precarizadas.

Y por cierto. Si usted es de los que se creen el discurso del régimen de EPN en torno a que la reforma energética logrará llevarnos a energías alternativas que nos liberarán de nuestra dependencia de los hidrocarburos, déjeme decirle que se está chupando el dedo. Vuelva a la realidad poniendo la vista en la primera potencia del mundo, EUA, que hoy por hoy está entregado a la desesperada tarea de producir petróleo sintético de alto costo porque no tiene sustitutos adecuados para el convencional que entró en crisis de escasez desde 1971 en aquel país. Así, pues, entérese de que, a estas alturas del partido de la gran escasez energética global, ni las culturas más avanzadas y ricas de este planeta han logrado encontrar un sustituto comercial y viable de igual costo e igual poder energético que el petróleo convencional. Y si ésta es la realidad imperante en EUA, China y los países europeos de punta, ¿usted se cree acaso que EPN encontrará la fórmula para resolver este drama humano?

Pero si pese a todo usted cree eso a sabiendas de nuestra deplorable realidad, como es el hecho de que un abogado metido a grillo - Pedro Joaquín Coldwell - maneje la cartera de energía, o de que nuestro presidente no atine siquiera a citar tres libros que haya leído, o de que Videgaray genere políticas con resultados "nunca imaginados", entonces déjeme darle mi réplica a su opinión: Jajajajajajajajajajajajajajajajaja...

En otros artículos subsecuentes trataremos el capítulo del estímulo al crédito en el autoritario programa reformatorio del régimen de EPN. Nunca lo he abordado en este diario y creo que es injusto porque viene a ser la clave de la gran mentira priista contenida en su autoritario programa de reformas. Digo esto porque es claro que el estímulo al crédito será el encargado de disparar el crecimiento económico que el grueso de las reformas, especialmente la energética y fiscal, son incapaces de generar por definición. Y le aseguro que a la vuelta del tiempo, cuando el crédito logre estimular el crecimiento en alguna medida, el régimen de EPN recurrirá a la falacia de causalidad para tratar de vender la falsa idea de que dicho crecimiento fue resultado de la entrega de la renta petrolera de los mexicanos a las trasnacionales. Y ya montado en esa gran falacia o mentira, EPN irá por la tajada final: Vender PEMEX. Sin embargo, el lector debe tener muy en cuenta que esto del estímulo al crecimiento por la vía de crédito es una burbuja de optimismo incapaz de generar un crecimiento sólido y sostenido. Esto es así porque, tarde o temprano, la burbuja del crédito que llevará a los mexicanos a consumir más de lo que pueden consumir, terminará reventando en la cara de todos con un nuevo capítulo de mora masiva.

Los mexicanos han sido engañados por su clase política por lo menos en todo lo que va de historia posrevolucionaria y con excepción de don Lázaro Cárdenas. En efecto, cada cierto tiempo son engañados con promesas de "chambita" y crecimiento, o hasta de acceso al primer mundo, a cambio de su voto. EPN y el PRI vinieron a hacer lo mismo, y parece que los mexicanos han creído por enésima vez mordiendo el anzuelo. Mas sé que, en menos de seis años, los mexicanos caerán en la cuenta de que todo fue un fiasco de ilusiones y que a los "genios" de Videgaray y EPN no les ajustó ni para emular a la paupérrima y bizarra dupla de ecónomos monásticos conformada por Remigio da Varagine y su media cuchara el jorobado Salvatore de Monferrate - de la novela El nombre de la rosa de Umberto Eco - Y será entonces cuando veremos a muchos mexicanos gritando de nuevo lo siguiente:

- ¡ Me volvieron a engañar !

- ¡ Penitenciagite ! - responderán burlonamente EPN, Videgaray y demás prianistas notables desde las playas de Miami cuando los hechos se hayan consumado a favor de su hacienda privada -.

Pero esta queja es algo imperdonable en un hombre adulto. Un hombre así merece sufrir las consecuencias del engaño porque es evidente que no ha cumplido con la condición básica para darse una buena vida: Aprender de su historia para saber a qué diablos atenerse.

Buen día.

Puede leer este artículo también en el diario digital mexicano SDP, donde regularmente publico los trabajos o artículos que usted ve en el acervo de este blog.

También le doy enlace a mi página de Facebook:       

Notas:



Comentarios