EPN y las falacias del IVA camuflado.

Dijimos en el anterior apunte que la reforma fiscal de EPN ha dado mucho material a los analistas de medios para tres cosas: Primero, para ensalzar a la dichosa reforma como un instrumento fiscal "revolucionario". Segundo, para proclamar al PRI como un partido con una auténtica voluntad en la promoción de la justicia social. Y tercero, para tratar de exponer a AMLO como un mentiroso rebasado por la izquierda por aquello de que anticipaba un incremento y ampliación al IVA. Pero dijimos que estos analistas están incurriendo en falacias en todo esto, mentiras a la opinión pública. Veamos enseguida las principales falacias de este embrollo.

La falacia de la anticipación:

Dijimos en ese apunte pasado ( Ver enlace 1 al pie de página ) que dos de las varias formas en que las empresas puede enfrentar un incremento de impuestos son las siguientes: Primera, asumiendo esto como un costo y aceptando su consecuente merma en ganancias.  Segunda, ajustando a la alza los precios de los bienes y servicios producidos en una proporción por lo menos suficiente para compensar el mismo incremento en el impuesto, lo cual evita la merma en las ganancias. En el primer caso, los empresarios internalizan el incremento en impuestos asumiéndolo como un costo. En el segundo caso, los empresarios externalizan el incremento en impuestos a manera de mayores precios, trasladando con ello dicho incremento en impuestos a los bolsillos de los consumidores.

Los analistas que lanzan loas a la reforma fiscal de EPN afirman tácita o implícitamente que las cosas sucederán tal y como se apunta en la primera opción del párrafo de arriba: Los empresarios asumirán los costos del incremento en impuestos y la merma consecuente en las ganancias, y de ahí las loas. Sin embargo, lo cierto es que eso es solo una esperanza; y como es una esperanza, solo lo esperan y no saben si así sucederán las cosas. 

Aquí ya tiene usted una falacia: La falacia de la anticipación. Y esta falacia se verifica porque estos analistas de medios afirman una cosa a priori, antes de que suceda o se verifique: Que los empresarios asumirán el costo del incremento en impuestos que traerá la reforma fiscal de EPN.

El absurdo de los analistas de los medios proEPN:

Pero además de una falacia hay también aquí un absurdo monumental porque sucede que estos analistas de los medios están incurriendo en el mismo error del que acusan a AMLO: Adelantar vísperas, afirmar por anticipado. En efecto, si para ellos AMLO adelantó vísperas con el IVA erróneamente, ellos mismos adelantan vísperas con respecto a la respuesta económica de los empresarios respecto de los impuestos incrementados a resultas de la reforma fiscal de EPN.

Yo podría afirmar que las cosas sucederán tal como se apuntan en la segunda opción del párrafo de arriba; es decir, podría afirmar que los empresarios mexicanos trasladarán los incrementos de impuestos en la forma de mayores precios castigando así al consumidor final. Si yo dijera esto, le aseguro que esos analistas me objetarían en el mismo sentido en que yo los he objetado ya arriba: "Estás afirmando a priori". Con lo cual resultaría que esos analistas estarían vulnerando sus propias afirmaciones en el tema.

Solo podemos afirmar con alguna verosimilitud y apelando a la experiencia:

Nos va quedando claro que los resultados de esta reforma fiscal en cualquier sentido, ya bien que los empresarios asuman los costos o los trasladen a los consumidores, o que se dé una mezcla de ambas cosas, es una cuestión de probabilidades. Y para encontrar las probabilidades de cada evento, al menos intuitivamente para hacer ordenamientos de eventos, usted tiene que remitirse a la experiencia acumulada al caso hasta el momento, sin más, de igual forma que haría para calcular las probabilidades de una cara en un dado: atenerse a los hechos, por lo menos al número de caras en un dado perfecto.

Los hechos de la experiencia acumulada que nos importan en este caso se refieren a la conducta ética de los empresarios en este país, especialmente la conducta ética de las cúpulas empresariales. Solo de esta forma sabremos con alguna verosimilitud si los empresarios asumirán los costos incrementados de la reforma fiscal o si los trasladarán al consumidor.

La realidad ética de los empresarios: 

En el artículo pasado ( Ver enlace 1 al pie de página ) ya le ofrecí una reseña de algunos apartados de la historia ética de los empresarios en este país en el apartado del tratamiento perverso al salario mínimo desde 1976. Esa historia nos dice que los empresarios, con ayuda de los líderes charros del corporativismo del PRI, han realizado una precarización creciente del trabajador mexicano, lo cual luego se ha instalado como la causa fundamental de la pobreza en este país. 

Pero atienda a otras parcelas de la realidad empresarial. De entrada, pregúntese cómo reaccionan los empresarios mexicanos a los incrementos en costos, entre los que se cuentan los incrementos en impuestos: De cierto que lo habitual es que trasladen esos costos incrementados a los precios de sus productos y servicios. Por otro lado, recuerde que los grandes capitales privados de este país operan en mercados altamente concentrados, y eso significa que tienen poder de mercado y la capacidad de acordar políticas de precios unilateralmente y con toda facilidad para castigar al consumidor. 

Ahora bien, pregúntese algo más: ¿Ha conocido a algún empresario que esté dispuesto a sacrificar sus ganancias por el bienestar general?

Mire, responder con un "Sí" a esto es contrariar los mismos fundamentos de la teoría económica, donde el empresario es asumido en su realidad histórica de siempre sin ambages: Una máquina egoísta de maximizar ganancias privadas sin ningún escrúpulo moral.

Y para cerrar, añada a todo lo anterior que nuestro sistema económico, siendo una economía de libre mercado, no impide de manera alguna esa práctica de trasladar impuestos incrementados a los consumidores por la vía de mayores precios.

La falacia del sacrificio fiscal al capital privado:

Toda esa cruda realidad nos basta para afirmar lo que ya dijimos en el anterior apunte a este respecto (Ver enlace 1 al pie de página ): Que en el caso de la reforma fiscal de EPN es más probable que los empresarios externalicen o trasladen los impuestos incrementados a manera de mayores precios que repercutirán en los bolsillos de los consumidores, que no son sino los trabajadores, a que internalicen eso como costo y como merma a sus ganancias.

Esto demuestra otra falacia más del PRI y sus corifeos en los medios: No es cierto lo que afirman en el sentido de que la reforma fiscal es un sacrificio fiscal para el capital privado. Esto, porque lo de máxima verosimilitud es que los impuestos incrementados sean trasladados a los consumidores vía precios incrementados. 

La falacia contra AMLO:

Si usted revisa lo dicho hasta aquí comprenderá que lo más probable es que la reforma fiscal de EPN, cuando medida en su resultado económico neto, venga a ser en realidad un incremento y una ampliación total al IVA y donde los empresarios solo fungirían como agentes transmisores del golpe fiscal a los consumidores - trabajadores y pobres de este país -. Será, en suma, un IVA suministrado a usted, no por la vía directa de un impuesto, sino por la vía de los precios. Y si las cosas resultan así, que es lo más probable, luego el PRI habrá logrado un IVA camuflado con mayor tasa y de máxima amplitud en productos y servicios en el mercado. 

Pero resulta que eso ya nos lleva a un escenario que, en sus resultados, es el mismo que AMLO adelantaba: Golpe de la reforma fiscal al bienestar de los trabajadores y pobres, que para efectos prácticos son lo mismo. Y poco importa cómo se llama el impuesto y cómo se aplica, lo que importa es el resultado neto.

Cierto que solo el tiempo nos dirá si esto que adelantamos con máxima verosimilitud con respecto a AMLO es verdad. Por el momento, solo podemos decir que lo más probable es que AMLO tenga la razón: Habrá IVA incrementado y ampliado; aunque, como dije, será camuflado como sacrificio fiscal del capital privado. 

La falacia de la causalidad:

Pese a todo, para lo que sigue tírese de los pelos como hacen los analistas sofistas de los medios y suponga por un momento contra la realidad y la máxima verosimilitud que los empresarios de este país son muy benevolentes y que, por ello, no trasladarán los impuestos incrementados de la reforma fiscal de EPN a los consumidores vía precios. Suponga, pues, que el mundo es color de rosa o al estilo de Lewis Carroll en Alicia in Wonderland. Y supuesto esto contra toda cordura posible, veamos lo siguiente.

Resulta que estos sofistas de los medios que ovacionan a la reforma fiscal de EPN como revolucionaria, maravillosa, portentosa, justiciera, se han dado a la tarea de afirmar sandeces como las siguientes: 

- La reforma fiscal es resultado de los aportes del PRD en el Pacto por México...La reforma fiscal es producto del espíritu de justicia social que impera en el novísimo PRI...

Y por supuesto que en todo esto soslayan por completo dos factores: A AMLO y su movimiento opositor bajo el pretexto de lo efímero, de lo irrelevante; y sobre todo a la opinión pública general en el tema fiscal.

En efecto, la falacia de estos sofistas en este punto consiste en establecer a la ligera una relación de causalidad entre dos eventos solo porque son sucesivos en el tiempo, uno después del otro:

- Como los Chuchos están en el Pacto desde tiempo ha, y como se oponen al IVA, y como la reforma fiscal no tocó al IVA en el texto, luego entones se concluye que la causa de esto son Los Chuchos.

- Como los priistas dicen que hay un "Nuevo PRI" con golpes de pecho desde tiempo ha, y como ese nuevo PRI está interesado en la justicia social, y como la reforma fiscal promueve la justicia social porque no toca al IVA y castiga fiscalmente a los ricos, luego entonces se concluye que la causa de todo esto es el maravilloso "Nuevo PRI".

Se trata de análisis mal intencionados toda vez que se plantean una conclusión a modo por anticipado y arreglan el análisis de tal manera que eligen variables a modo, que sirven para confirmar la conclusión. Y por efecto de esa falsa técnica de análisis se convierten en análisis tontos y pueriles porque se ven constreñidos a trabajar bajo el Ceteris Paribus. Y es así que se dicen ellos mismos:

- Todas las variables sociales que a mí no me interesan permanecen constantes o son ignoradas, y solo cuenta la variable que a mí me interesa: Chuchos, PRI, EPN, TELEVISA, Chabelo, Ninel Conde, etc.

Ahí tiene usted la falacia de causalidad de estos sofistas de los medios. 

Lo cierto es que la reforma fiscal, tal como ha salido a la luz, es producto de un entorno social multivariable donde están operando múltiples fuerzas causales. Y entre esas fuerzas causales están: PRI, PAN, AMLO, PRD, Chuchos, Cárdenas, cúpulas empresariales, y sobre todo la postura de la opinión pública general que siempre se opone por naturaleza a los incrementos de impuestos.

¿Quién ha sido la causa del IVA camuflado en la reforma fiscal de EPN?:

Si alguien de los medios me hiciera esa pregunta, le diría lo siguiente: 

- Lo ignoro con precisión. Y dudo que alguien lo sepa con precisión. Solo sé decirle que lo que parece ser un IVA camuflado en la reforma fiscal de EPN es resultado de una multitud de fuerzas sociales que están fluyendo hacia el asunto, entre los que están los partidos, EPN, AMLO, las cúpulas empresariales y sobre todo la opinión pública desfavorable a los impuestos.      

- Pero AMLO se ha colgado la medalla en esta ocasión porque dice que él ha sido la causa de eso que usted llama "IVA camuflado". ¿Le cree usted a AMLO? - me preguntaría ese alguien enseguida -.

- Vamos, amigo, ya le he respondido eso. Pero si le hace feliz, le digo que no le creería a AMLO  - le respondería -. Lo que sí creo es que este absurdo de juego por la medalla del IVA camuflado lo han iniciado ustedes, los medios...

- ¿Nosotros? 

- Claro. Lo han iniciado al concluir temeraria y falazmente que sí hay un partido o una sola persona que se erige como la causa única del resultado. Y créame que, con ello, ustedes lo han metido a esa dinámica de la falacia. 

- ¿Nosotros metimos a AMLO en esto?

- Por supuesto. Es natural que en la política se dé esta emulación por el prestigio. Si usted dice, por ejemplo, y como de cierto ya lo dice: "La causa de este IVA camuflado ha sido solo EPN", es natural que AMLO responda afirmando que él ha sido la causa. Y hará esto incitado por la emulación. Y créame que habrá algo de justicia en esto porque de cierto que él también está en el juego. EPN no juega solo en la política. mi amigo. 

- Pero AMLO no ha tenido importancia para esto.

- ¿Me lo puede demostrar objetivamente?

- Me lo ha dicho gente informada. Es también mi percepción.

- Exacto: Solo se lo han dicho y usted solo lo imagina, pero no lo sabe con objetividad.

Buen día.

Puede leer este artículo también en el diario digital mexicano SDP, donde regularmente publico los trabajos o artículos que usted ve en el acervo de este blog.

Comentarios