AMLO le pone dos rejones al PRI.

Pese a estar casi incapacitado físicamente de manera temporal por una lesión, pude asistir al segundo mitin de AMLO. Dejaré para otro artículo los comentarios sobre mis percepciones sobre el mismo porque, por el momento, me interesa comentar sobre alguna de las audacias políticas de AMLO en este episodio.

Sin duda alguna que algo de lo muy destacable en el mitin de AMLO fue esa muestra de finísimo sentido de estrategia en política que nos ofreció cuando, con máxima razón astuta, metió dos rejones al hilo en el lomo del PRI. Primer rejón: AMLO exhorta a EPN y al PRI a llevar la reforma privatizadora de PEMEX a una consulta nacional. Segundo rejón: AMLO llama a EPN y al PRI a evitar "fortalecer" las finanzas públicas con incrementos y ampliación de impuestos a través de un programa de austeridad gubernamental.

Son dos rejones éticos en el lomo del PRI, y por su mismo carácter ético sabemos que no son de muerte porque hablamos de una turbamulta de políticos cuya divisa no es precisamente la ética. Son, pues, dos rejones para banderillear éticamente a EPN y al PRI. Y vaya que los dos rejones sí han complicado el empeño priista, especialmente en el camino hacia la expropiación del petróleo mexicano en favor de las trasnacionales. 

La efectividad de los rejones que ya banderillean a los priistas nos queda evidente una vez que ponemos la vista en el empeño consecuente de los partidarios de EPN en el sentido de  tratar de disolver esos rejones a la vista del público en la nada acudiendo a una serie de argumentos muy pueriles; argumentos que echaremos abajo para ayudar a que los rejones de AMLO sigan brillando en su portento, ¡ y muy tremolantes ! 

Como ya sabemos, AMLO fundamentó su primer rejonazo, el de la reforma energética, tratando de salvar el espíritu de una democracia representativa - preocupación inútil, para mí -, arguyendo que EPN y el PRI jamás hablaron a los mexicanos sobre su actual reforma energética privatizadora. Pero sucede que los partidarios de EPN responden a esto diciendo que EPN y el PRI sí hablaron de todo este embrollo desde tiempos previos a la campaña por la presidencia; y para lo anterior, los peñistas arguyen que EPN y el PRI hablaron de la "modernización" de PEMEX a secas.

En varios artículos anteriores hemos dicho que la palabra "modernización", por sí misma, es vacía; y por vacía es ambigua o se presta a múltiples equívocos. Si EPN nos dice, como nos dijo casi siempre, por ejemplo, que desea "modernizar" a PEMEX, jamás sabremos qué diablos desea EPN con esa modernización porque la palabra no hace referencia  a nada en concreto. Así que la palabra "modernización" solo se hará inteligible hasta que la colmemos de contenido concreto en torno a los aspectos o problemas particulares que deseamos se resuelvan para que algo sea moderno según es nuestro criterio de lo moderno al caso.

A nuestro caso, lo que sabemos con claridad es que EPN y PRI se dedicaron por largo tiempo, y hasta antes del anuncio oficial de la reforma energética privatizadora, al juego de la doble verdad: Un discurso ambiguo o equívoco a los mexicanos y un discurso en privado, muy claro y objetivo para los clientes potenciales en la venta de PEMEX: Trasnacionales y los amos del PRI: Obama y demás jefes de estado de países del primer mundo. 

En efecto, EPN y PRI se limitaron a decir a los mexicanos que querían la "modernización" de PEMEX pero sin llegar jamás a dotar de contenido objetivo a la palabra para así salvar el castigo popular. Se trataba de cubrirse tras la espalda ambigua o equívoca de la palabra "modernización". Juzgue a estas aturas el lector la infinita falta de exactitud en que se incurre al decir solamente que se quiere "modernizar" PEMEX cuando visto esto contra el contenido real, final, de esa pretendida modernización, y que solo se confesó con escándalo hasta mucho tiempo después: Expropiar la renta petrolera de los mexicanos en favor de las trasnacionales. Sin embargo, cada vez que EPN se aplicaba a fondo en su chamba de agente de ventas de PEMEX con los grupos de capital privado en el interior y el exterior, ahí sí que se dotaba a la palabra "modernización" de contenido objetivo que bien se podría resumir en los siguientes términos: 

- "Estamos rematando PEMEX...¿Quién da más?". 

Y lo cierto es que lo que alcanzamos a saber los mexicanos en ese impase de vacío a la nación respecto del contenido objetivo de la dichosa "modernización" fue gracias a las filtraciones de información desde el exterior difundidas por los medios alternativos.

Por si fuera poco, no deja de ser hasta cómico el ver cómo los partidarios de EPN terminan cayendo en una deplorable contradicción cuando argumentan contra esta primer rejón de AMLO; contradicción que luego nos ayuda a reafirmar que EPN buscó siempre ser inexacto de manera deliberada con los mexicanos para huir de ellos, cuando en realidad podía ser exacto. Y es que resulta que estos pro-peñistas ahora afirman que EPN y el PRI siempre dijeron la verdad en torno a la reforma energética, la que conocemos ahora, cuando meses atrás afirmaban lo contrario para desautorizar a AMLO en sus ataques anticipados a la reforma energética del PRI: 

- AMLO actúa de manera ilegítima - decían -. Sin conocer todavía los contenidos de la reforma energética del PRI, o sin conocer los contenidos concretos de la palabra "modernización", ignorancia en la que estamos todos los mexicanos, ¡ ya la está atacando !...¡ Esperemos a que nazca el niño !

¿Recuerda eso? Y si ya lo recuerda, ¿ya ve la absurda contradicción de los partidarios de EPN y el PRI? En efecto, resulta que ayer, para desautorizar a AMLO, estos prosélitos de EPN nos decían que nadie conocía el contenido concreto de la "modernización" de PEMEX propugnada por EPN y el PRI. Sin embargo, ahora, y para tratar de desautorizar el rejón de AMLO, nos dicen que todos los mexicanos siempre conocieron el contenido concreto de la "modernización" de PEMEX.

Total: ¿Sí o no conocían los mexicanos el espíritu de la reforma energética privatizadora, señores prosélitos de EPN?

Ahora vienen las preguntas cruciales para EPN, PRI y sus prosélitos en los medios: 

¿Es necesario que un hombre sea exacto? Por supuesto que sí. Y es necesario ser exacto por una exigencia ética: Consecuencia con la verdad. Y para reafirmar esto, me basta traer a cuentas algo que nos decía Aristóteles y que sigue teniendo vigencia hasta nuestros tiempos: Es obligación de todo hombre educado y honesto el ser exacto cuando habla y en la medida de lo posible. Y cuando el estagirita dice: "en la medida de lo posible", se refiere a la medida en que el tema al caso lo permita. Por supuesto que usted jamás le podrá pedir a un teólogo que tenga la misma exactitud del matemático en sus argumentaciones. 

Pero si en un hombre ordinario que se precie de ser educado y honesto se impone la exigencia de ser exacto, luego entonces es más imperiosa esta exigencia en el político que se desempeña en los entresijos de una democracia representativa; y en este caso en particular me refiero a la exactitud del político en cuanto a la interpretación fiel de la voluntad soberana del pueblo para el diseño de sus planes de trabajo, que es el eje del mandato político en una democracia, y en lo que toca a la confesión pública posterior de sus planes de trabajo. Y en este punto no se aceptan los argumentos tontos y pueriles de algunos partidarios de EPN que tratan de justificar la inexactitud de éste y su empeño de hacer pasar la reforma energética por decreto arbitrario apoyándose en un supuesto saber superior de la clase política. Además de que dicho argumento sapiencial es bofo y pueril porque no encuentra apoyo en la multitud de prácticas viciosas de esa misma clase política que poco o nada tienen de sabias, le recuerdo a esos partidarios de EPN que no estamos viviendo en la utópica República de Platón. Así que, por favor, no se me vayan al departamento de chupones para justificar la arbitrariedad de EPN, porque ese departamento lo tengo en la planta baja...¡ please, señores prosélitos de EPN !  

¿Fue exacto EPN en sus afirmaciones ante la nación hasta antes del anuncio oficial de la reforma energética privatizadora? No, ya vimos que EPN siempre buscó deliberadamente ser infinitamente inexacto frente a la nación y solo fue exacto hasta el margen en el tiempo, en el momento ideal para un albazo a la nación. Por otro lado, vimos que EPN siempre fue exacto únicamente con los potenciales compradores de PEMEX: los grupos de capital privado.

¿Y era posible ser siempre lo más exacto posible en este tema? Por supuesto que sí era posible ser siempre exacto, incluso desde el primer instante en que se concibió la dichosa "modernización" de PEMEX; digo, a menos que algún estúpido pretenda creer que es posible imaginar la modernización de algo sin saber con antelación lógica qué es lo que se debe cambiar para modernizar ese algo - recurso estúpido muy socorrido por los priistas y sus socios de los medios -. Y lo que es más, y como ya dijimos, está demostrado que siempre fueron exactos exclusivamente con los grupos de capital privado. 

Si usted toma en cuenta de nuevo lo que dice Aristóteles respecto a la exactitud en el hombre, ¿qué debe concluir de EPN y demás priistas en este tema? Cierto, no hay escape: EPN y demás priistas, al ser inexactos a conveniencia, le han mentido deliberadamente a la nación ¡ y por largo tiempo ! Y tome en cuenta que no estamos hablando de un asunto menor, estamos hablando de un presidente que le miente al país en un tema muy delicado, que define el futuro de todos.

Está demostrado que el primer rejonazo de AMLO sobre el lomo de los priistas tiene grande fundamento. Ahí está el rejón enhiesto en el lomo cumpliendo su función de banderilla con un epígrafe que reza con gran sustento objetivo lo siguiente: EPN y el PRI le han mentido a la nación. Y como la mentira está demostrada, luego es perfectamente justificada la demanda de AMLO: EPN y el PRI debe someter a consulta popular un tema en el que siempre mintieron a la nación. Y que se den los priistas por bien servidos con aceptar lucir el rejón de AMLO en el lomo sin respingar porque, en una verdadera democracia, estas banderillas vergonzosas valen luego la destitución del cargo y otras cosas más penosas. 

Por lo que respecta al segundo rejonazo de AMLO no hay mucho por decir. Fue directo, a la cima del lomo, hasta el fondo, y es evidente hasta para el ciudadano más hosco de entendederas. En efecto, a todo ciudadano le queda claro que toda reforma fiscal que castiga a los factores de producción sin tocar un ápice los lujos y derroches de una podrida y ociosa clase política como la nuestra, simplemente carece de valor vital, de vigor persuasivo. Mientras se castigue fiscalmente a los factores de producción al lado de políticos viciosos y ociosos que cobran salarios de entre 200 mil y 600 mil pesos al mes, por citar un ejemplo del lesivo derroche, esa reforma fiscal estará muerta antes de nacer en cuanto a legitimidad moral y valor vital. 

Finalmente, y al margen, solo quiero anotar que me da gusto que AMLO haya mencionado en su discurso, al menos de pasada, un tema que yo he tocado en un par de artículos en este diario con antelación al dicho mitin: La reforma fiscal de EPN y el PRI, que en apariencia o en el texto castigan al capital privado, será un IVA camuflado con máxima verosimilitud gracias al fenómeno de traslación de impuestos desde los empresarios al consumidor vía precios incrementados. Y para reafirmar esto, lo invito a que tome en cuenta los análisis que han ido saliendo al paso por parte de algunas entidades, como Bank of America, y que ya pronostican un efecto inflacionario a raíz de la reforma fiscal del PRI con fondo combinado en déficit y traslación de impuestos a precios.

Felicidades a AMLO por esos dos rejones en el lomo del PRI. 

Buen día.

Puede leer este artículo también en el diario digital mexicano SDP, donde regularmente publico los trabajos o artículos que usted ve en el acervo de este blog.

Nota personal: Desde algún tiempo atrás me llegó la necesidad del "refresh" en la vida personal y profesional. Esa necesidad me está inclinando cada vez más a cambiar de país para ampliar mis horizontes. Sin embargo, hay un motor que me inclina a la idea de ir a vivir a Venezuela para atestiguar personalmente el extraordinario fenómeno que viene dándose en aquel país desde la era Hugo Chávez, consistente en una sociedad muy viva, y que creo puede darme mucho material para mi trabajo de escritura. He explorado ya algunas rutas para obtener información a fin de poner en vías de hechos este plan, pero he tenido poco éxito, sino no es que ninguno. Si algún lector tiene información que pueda ser de utilidad en este sentido, le agradecería infinito si me la comparte vía Twitter o correo en mi blog personal. Muchas gracias.

Comentarios