Reforma energética y la lechuza de EPN.

La estrategia del PRI en la reforma energética:

Albazo o madruguete. Es evidente que ésta es la estrategia que el PRI está empleando para lograr la aprobación de la reforma energética. Se trata de alargar lo más posible la presentación de la propuesta definitiva en el tiempo llevándola hasta el margen, el límite, para luego decantarla a una aprobación fulminante. Y no se puede ocultar que la estrategia tiene buen sentido porque está diseñada para aprovechar una ventaja real de los políticos frente a la sociedad que es corroborada por la experiencia acumulada: Las bandas de políticos siempre se mueven más rápido que la sociedad.

Si toda sociedad humana es lenta para responder a determinados estímulos en virtud de sus grandes números y de la complejidad de sus estructuras, más lenta es todavía cuanto menos conexión existe entre los individuos en torno a determinados fines comunes. En el extremo, si no hay ideas compartidas por los miembros de la sociedad que sirvan de motor y guía de la acción concertada, las actitudes de los individuos no son mutuamente predecibles y luego no hay unidad, espíritu de cuerpo. Y al no haber espíritu de cuerpo, no hay forma de que la sociedad responda concertadamente a los estímulos como un solo organismo. Por el contrario, las bandas de políticos, como es el caso de la clase política oficialista en México, tienen para sí dos ventajas frente a la sociedad en este terreno: Primera, el reducido número les facilita los acuerdos. Segunda, tienen valores compartidos - poder, prestigio, saqueo, etc. - que hacen sus conductas mutuamente predecibles para otorgarles luego un enorme espíritu de cuerpo.

En el caso de México la desventaja de la sociedad frente a la banda de políticos oficialistas es más que evidente. Por un lado, la banda de políticos nos ha demostrado una y otra vez que es muy eficiente para acordar y moverse rápido contra la sociedad sin que ésta tenga tiempo para la reacción - recordar, por ejemplo, el fraude electoral del 2006 -. Por otro lado, nuestra sociedad posee un muy pobre espíritu de cuerpo porque está pulverizada o atomizada en individuos que no tienen conexión a través de un conjunto de ideas reguladoras o fines en común. Y esto es tan grave que hasta se podría poner en duda la misma existencia de un pueblo. 

Creo que ya queda claro el porqué de mi afirmación en torno a que la estrategia del albazo de los priistas - los jefes de la banda - tiene mucho sentido. Ellos saben, al menos intuitivamente, que entre menos tiempo le den a la sociedad para reaccionar en el caso de la reforma energética, más tarde llegará ésta en su respuesta, si la hay, y ello amplía las posibilidades de sacar adelante sus planes privatizadores con éxito.   

La reforma energética ya se está consumando:

Hoy en día vemos en plena acción esta estrategia del PRI en los medios que le son afines en la difusión de la siguiente sanción moralina: La postura política correcta en la reforma energética es esperar a que el gobierno emita una propuesta oficial para luego lanzar juicios. Y es incorrecto emitir juicios antes de eso.  

A primera vista esta sanción del PRI y sus medios afines parece inobjetable. Desde luego que para juzgar objetivamente de un hecho hay que esperar a que ese hecho esté consumado. Sin embargo, voy a demostrar cómo es que esta sanción moralina solo parece correcta, porque lo cierto es que es incorrecta además de contener en sus entrañas una trampa muy venenosa. 

Empiezo por decir que la sanción moralina es correcta cuando vista como enunciado textual: No se puede juzgar de un hecho hasta que el mismo está consumado. No obstante, el truco retórico está en la consideración de lo que es el "hecho" para efectos de la reforma energética.

Para la sanción moralina del PRI y sus medios afines el "hecho" en este caso es un documento oficial o libro que consigne los planteamientos de la reforma energética. Y es por esto que se afirma lo que se afirma implícitamente ahí: Si no hay libro de reforma energética no existe la reforma, y luego entonces nada puede decirse al respecto; pero una vez que haya libro de reforma energética ya existe la reforma y ha llegado el momento de discutir sobre ella.

Sin embargo, afirmar eso es tan absurdo como afirmar la siguiente tontería:

- El nazismo en Alemania solo existió hasta que fue firmada el acta de fundación del partido nacional socialista. Así que no se puede hablar nada del nazismo antes del acta de fundación. 

¿Es cierto esto? Le recuerdo solo que muchos intelectuales alemanes de aquel tiempo se lamentaron mucho por no haber puesto la atención necesaria al nazismo en sus principios, antes de su instalación formal como partido político. Se lamentaron de eso porque entendieron que su falta de previsión colaboró en la realización total del nazismo.    

Espero que con esta reducción al absurdo de la sanción moralina del PRI y sus medios haya quedado demostrado que el "hecho" que debemos esperar para juzgar no es un libro oficial y mágico de la reforma energética. En efecto, la reforma energética del PRI no es un libro, es un fenómeno social. Como tal, como fenómeno social, está sujeta a un proceso gradual de desarrollo en la forma de hechos sucesivos y simultáneos que va desde un inicio hacia un fin. Es, pues, un cúmulo de interacciones de grupos sociales especializados - PRI, PAN, COPARMEX, TELEVISA, falsimedia financiera, oligarquía, multinacionales del petróleo, etc. - en torno a un ideal a lograr - privatización de la renta del petróleo - y que les da espíritu de cuerpo y un fin como grupo. 

Ahora bien, el proceso de ese fenómeno ya es actuante, ya está aquí desde meses atrás, desde los primeros barruntos de la campaña de EPN por la presidencia. Es un proceso que ya ha consumado hechos a raudales y que en sus evidencias discursivas apunta al fin que todos inferimos ya con claridad: privatización de la renta petrolera. 

La alegoría de la lechuza:

En la mitología griega se hacía acompañar a Atenea, patrona de Atenas y diosa de la sabiduría, de una lechuza - en realidad un mochuelo, ave de la misma familia de la lechuza -. Como es natural o propio en estas aves, la lechuza de Atenea emprendía el vuelo para iniciar sus actividades al caer el crepúsculo de la tarde. Si llevamos la alegoría a nuestra noción moderna de ciencia - Hegel lo hizo alguna vez para su noción de saber -, podemos afirmar que el saber - la lechuza - no emprende su actividad - vuelo - sino hasta que los hechos ya están consumados - en el crepúsculo de la tarde, al final del día -.

En el caso de la reforma energética EPN y el PRI nos quieren engañar diciendo que no debemos emprender el vuelo todavía - criticar, inferir, y prescribir acciones - porque el crepúsculo de la tarde no ha llegado y los hechos no se han consumado. Nos invitan, pues, a que esperemos al crepúsculo que llegará solo hasta que se publique el libro mágico de la reforma energética - el hecho consumado para ellos - y, mientras tanto, en tanto esperamos, debemos dormir como la lechuza en las manos de EPN, la nueva Atenea. Y por supuesto que este llamado a la espera, como dijimos, se inscribe en la gran estrategia del PRI para el albazo, el madruguete.

Sin embargo, la realidad nos indica que el PRI y sus medios mienten porque  es evidente que la reforma energética ya se está consumando progresivamente en hechos desde meses atrás. En otras palabras, mientras el PRI nos dice que el crepúsculo todavía no llega, la realidad nos dice que ya está aquí desde tiempo ha. 

Es la hora de actuar:

La política como saber es predecir lo que "será" desde lo que "es y ha sido" para desde ahí prescribir - recomendar - acciones para determinar el futuro a fin de atraer bienes y alejar males a la sociedad. Esto es lo que da a la praxis política eficacia, porque es precisamente la anticipación del político a los eventos lo que le permite poner diques a los males y levantar compuertas a los bienes donde debe hacerlo para evitar que el caos se lo trague en el futuro. 

Cuando se asume la política así, y cuando se pone la vista en la realidad de la reforma energética como un fenómeno en proceso y que apunta con máxima verosimilitud a la privatización de la renta del petróleo, es inevitable concluir al menos que ya es hora de actuar para oponer resistencia crítica y activa. Y ese apremio es más vivo, al grado incluso de hacernos pensar que ya vamos tarde, cuando ponemos la vista en lo que dijimos al abrir este apunte: la sociedad mexicana difícilmente responde a los estímulos de índole comunitario y la banda de políticos oficialistas posee un gran espíritu de cuerpo cuando ha llegado la hora del saqueo.

El ciudadano-lechuza:

Ceñirse a la sanción moralina del PRI y sus medios afines para aguantar el vuelo hasta que no se publique el libro mágico de la reforma energética, convierte al ciudadano en una suerte de ciudadano-lechuza. Esto significa permanecer dormido en las manos de EPN, la nueva Atenea, mientras que el proceso avanza fatalmente para luego despertar muy tarde, cuando ya todo estará prácticamente consumado y ya sea demasiado tarde para actuar. 

AMLO no me decepciona en este sentido. No se deja ilusionar por el PRI, por la nueva Atenea. Y creo, pues, que hace bien en eso de anticiparse a los eventos que ya se anuncian convocando a la movilización. Aunque advierto que me parece que se está yendo muy lejos en las fechas. Por su parte, me lleva a desconcierto la postura de Cuauhtémoc Cárdenas toda vez que se ha ceñido a la sanción moralina del PRI y sus medios al declarar que hay que esperar a que el gobierno federal presente su propuesta de reforma energética para entonces sí poder afirmar "si es o no privatizadora". Le dejo enlace de la nota.


Advierto que no dudo que Cárdenas tenga una legítima intención de defender la renta petrolera del país. Creo que es su intención. Sin embargo, también creo que se está cuidando demasiado de la sanción moralina del PRI y los medios. Y me temo que eso lo está poniendo en el riesgo de quedarse dormido y verse rebasado al final por la gran banda del PRI.

Admito también que es posible que Cárdenas se percate de este riesgo porque advierto que se da a la tarea de apurar al PRI a que presente ya el libro mágico de la reforma energética. Pero esto es como si Cárdenas apurara a EPN a que adelante el crepúsculo porque él ya quiere volar sin percatarse de que el crepúsculo ya está aquí desde hace meses, y que ya está incluso por entrar la medianoche más oscura de que se tenga memoria en este país si nadie hace nada. 

Buen día.

Puede leer este artículo también en el diario digital mexicano SDP, donde publico los trabajos o artículos que usted ve en el acervo de este blog.

Comentarios