INEGI, @EPN y petróleo: Manipulación de la información.

El INEGI acaba de anunciar que los hidrocarburos se habrán agotado antes del 2050 de continuar la extracción de los mismos al ritmo actual.


Aquí hay un truco deliberado dirigido a generar calma entre la generación de los adultos de hoy, de la cual usted forma parte. Y es obvio que el objetivo es facilitar los planes de @EPN por concretar la reforma energética en un ambiente de calma en los mexicanos respecto del futuro; pero de un futuro que le ocultan con este truco. Y se trata de una maniobra tramposa de la información que no es obra directa y exclusiva del INEGI, sino heredada por este instituto a partir de la ONU, y de ésta desde la OCDE.

¿En qué consiste el truco o prestidigitación? Déjeme le explico esto, y empiezo por un antecedente.
Desde que la OPEP anunció hace años que la era del petróleo barato estaba game over, muerta, es imposible ya ocultar el sol con un dedo respecto a lo que nos dice esa declaración de la OPEP: en automático, se nos dice que estamos ya en la fase de escasez creciente del recurso hasta llegar a su completo agotamiento económico.
Cuando bien analizado, el futuro agotamiento del recurso en mención obliga a proyectar escenarios catastróficos has a los más optimistas en virtud de las siguientes razones: 
No hay por el momento sustituto del petróleo que iguale el poder energético de éste. De haber un sustito posible, lo cual se prevé como verosímil solo hasta finales de este siglo, el costo de reconversión tecnológica al nuevo recurso haría inviable la transición para la enorme mayoría de países. Por lo anterior, muchos, especialmente los pobres, han de sucumbir en el intento. Y bajo las anteriores condiciones, y como nuestra civilización es una civilización del petróleo, el agotamiento del recurso implica en automático un quiebre civilizatorio de dimensión épica con sus ajustes maltusianos correspondientes - muertes masivas por hambre, guerras y epidemias -.
En suma, para los especialistas más autorizados, el agotamiento del petróleo implica un quiebre de la civilización que nos devolvería a una etapa preindustrial en todos los órdenes de la vida social tal como la conocemos hoy.
A partir de esos datos de la realidad y de esas previsiones, que no obstante ser inocultables se hace todo lo posible por ocultarlos, organismos como la OCDE y la ONU construyen sus modelos para proyecciones de disponibilidad de ese recurso a futuro tratando de extender lo más posible la fecha de final caducidad o agotamiento por obvias razones. Y obvio que la razón de esta pretensión no es sino alejar en el tiempo lo más posible la catástrofe del horizonte de vida de los adultos de hoy, los ciudadanos que pueden tomar decisiones, y de la cual usted forma parte. En efecto, si la catástrofe no ocurrirá en su tiempo - 2050 -, lo más probable es que usted permanezca inactivo o pasivo frente a esta situación.
Estos organismos logran esta extensión artificial de las fechas fatales maniobrando la información en sus modelos matemáticos para proyecciones donde entran en juego las variables significativas en su poder de determinación: extracción, reservas, consumo, y etc. Y el truco en estos modelos está en proyectar bajo el supuesto de un consumo actual. Si traducimos este supuesto a lenguaje común, lo que se quiere decir es lo siguiente:
Si continuamos consumiendo las cantidades de hidrocarbuos que consumimos en el año 2012 - que será el año de referencia para estos estudios por el momento -, el recurso no nos durará más allá del año 2050 - fecha de caducidad -. Una fecha que la mayoría de nosotros no veremos, aunque sí nuestros hijos o los hijos de nuestros hijos.
Que es precisamente lo que ha declarado el INEGI: Si la explotación y extracción de hidrocarburos mantiene el ritmo actual, antes del 2050 se habrán agotado esos recursos en el planeta.
¿Y es real el supuesto de que el consumo se mantendrá en el futuro en el monto reportado en este momento, es decir, constante? 
No. El supuesto es absolutamente fantástico en su falsa pretensión de optimismo. Y ahí está el truco porque lo cierto es que el consumo crece a tasas exponenciales año con año.
¿Sabe lo que es una tasa exponencial? Solo le diré que es un ritmo de crecimiento tan inusual en su rapidez inusitada, vertiginosa, que solo es visto en las colonias de bacterias y la tasa de interés compuesta de los usureros agiotistas, y por ello es hasta incomprensible o nada intuitivo para los estándares de crecimiento que operan en nuestro entendimiento. 
Cuando usted ajusta los modelos matemáticos para sustituir el supuesto de consumo constante por un consumo promedio con crecimiento exponencial, lo cual se ha hecho en multitud de ocasiones por parte de investigadores independientes, las proyecciones para las fechas de caducidad del recurso se adelantan en el tiempo tanto hasta ponerlas en el escenario de nuestro tiempo de manera dramática, unos cuantos años adelante. Y lo anterior se agrave si usted introduce al modelo el dato de que las reservas no son todas probadas, sino en su mayoría significativa probables o posibles con una probabilidad ínfima de verse realizadas en los hechos.
Y una vez que los modelos se retraen a la realidad, al mundo real, lejos del optimismo fantástico de la OCDE, la ONU y el INEGI, los hidrocarburos tienen su fecha de caducidad económica en la siguiente década. Una realidad en la que está implicada México.
Una vez demostrada la manipulación de la información por parte del INEGI, manipulación dirigida a generar tranquilidad en el mundo de los adultos mexicanos vivos a fin de que no se inquieten con el futuro de los hidrocarburos y facilitar así el camino a @EPN en su tarea de saqueo a la nación a trav´s de la reforma energética, paso a lo relevante.
En este diario he publicado multitud de apuntes bien documentados en relación al problema del petróleo en México. Usted puede buscar esos apuntes si desea. Supongo que publicaré algunos apuntes más para demostrar cómo es que la reforma energética de @EPN solo nos adelantará el tiempo en las fechas de caducidad del recurso. 
Y cuando nos enfrentamos a la realidad de los datos duros, nos damos cuenta de que el petróleo está por extinguirse en nuestro horizonte de vida y más pronto de lo que suponemos. Nos damos cuenta también de que la llegada de esa fecha de caducidad no implica solo un problema de comercio exterior y de divisas porque se da en un marco global que implica consecuencias catastróficas para el país; consecuencias que no libraremos ni con la ayuda de ¡ María Santísima !  
No se niega que buena parte de la renta petrolera de nuestro país ha ido a tomar cuerpo en avances institucionales y de infraestructura inocultables. Mas en lo esencial, han sido más de ochenta años de saqueo de la riqueza petrolera por parte de una gran banda de ladrones prianistas que han fabricado imperios de riqueza personal que hoy se distinguen sin parangón a nivel planetario de manera demostrada. Y lo cierto es que @EPN es solo la replicación de este fenómeno histórico, aunque ahora sobre unos hidrocarburos ya casi extintos, y todo para satisfacer su ánimo de saqueo en favor de él y de sus amos, los que le impusieron en la presidencia de este país.
Le aseguró que la voluntad de @EPN y demás banda está puesta en la extinción total de los ya muy escasos hidrocarburos. Su tarea es dar culminación al proceso histórico de saqueo. Y aseguro esto porque el menor análisis a su reforma absurda obliga a hacernos de suspicacias para concluir eso. Ante los absurdos insistentes y demostrados, no queda más recurso que la sospecha.
Después de lo que he apuntado, y que ampliaré en apuntes subsecuentes, ¿no le preocupa su futuro personal ante el drama nacional que se avecina con las consecuencias necesarias que habrán de sobrevenir con la reforma energética de @EPN?
¿Está preparado para, después del sueño engañador del discurso prianista, vivir una pesadilla de caos real en su vida y en la de los suyos mientras observa a @EPN disfrutando el producto de sus saqueos en compañía de su Gaviota en alguna villa de lujo en el Mediterráneo?
@EPN librará bien el escollo diciendo un simple: Me equivoqué. Y háganle como quieran.
¿Y usted cómo librará el escollo insorteable que le espera con la reforma energética de @EPN?
No sea ingenuo, por favor. ¡ Ya despierte porque se lo chingan !

Buen día.

Comentarios